Un retiro espiritual es una pausa para el corazón y el espíritu. Obra como un soplo de aire puro para:

  • Tomarse un respiro, descansar, encontrar consuelo en medio de nuestras vidas perturbadas;
  • Encontrar a Dios en el silencio, leer su Palabra, reavivar la propia fe;
  • Reflexionar sobre el sentido de la propia existencia, tomar distancia antes de adoptar decisiones importantes;
  • Profundizar en las grandes preguntas de la vida, entender mejor los fundamentos de la fe cristiana.

Sean cuales sean los motivos, el retiro espiritual permite hacer una pausa en un lugar propicio a la interioridad. El marco, el silencio y el ritmo del retiro hace que usted esté disponible para sí mismo y para Dios.

¿Por qué hacer un retiro en un Foyer de Charité?

Los Foyers de Charité acogen cada año a más de 50.000 personas para que vivan un retiro espiritual. Son bienvenidos todos los adultos, creyentes o no, a partir de los 17 años. Allí todos reciben la misma acogida benevolente, en el respeto de su persona y de su enfoque singular. Los miembros de los Foyers los reciben en su marco comunitario, como en una familia. Hacen todo lo posible para que cada uno se sienta cómodo, libre de participar o no a lo que le proponen.

Descubre la vida del fundador
de Foyers de Charité

Una gran figura espiritual del siglo XX

Descubrir